Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Test ¿Que raza soy?
Vie Mayo 07, 2010 1:38 am por Axe Vonstrol

» ABC de Ciudades del Mundo
Sáb Ago 15, 2009 7:13 am por Shapira Von Einzbern

» Konishiwa n.n
Mar Jul 21, 2009 8:04 pm por Shapira Von Einzbern

» Opinion sobre el Avatar del de Arriba
Vie Jun 12, 2009 2:23 am por Amber Bathory

» el personage que mas os mola
Vie Jun 12, 2009 2:18 am por Amber Bathory

» ¿Quien Crees que deberia de cambiar de avatar o firma?
Jue Jun 04, 2009 6:37 pm por Shapira Von Einzbern

» Castillo Abandonado
Vie Mayo 29, 2009 4:20 am por Shapira Von Einzbern

» Un nuevo integrante
Sáb Mayo 23, 2009 10:08 pm por Shapira Von Einzbern

» Palast der Familie Von Einzbern
Sáb Mar 14, 2009 1:52 am por Zack Strife

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Psychosis en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de Psychosis en tu sitio de bookmarking social


Historia de Hayato Gohei

Ir abajo

Historia de Hayato Gohei

Mensaje por Hayato Gohei el Mar Ene 06, 2009 1:36 am

Vitae: Vida. De Hayato Gohei

Capitulo 1: Antes de la Hechiceria

Todo empezó 2 años antes de mi aprendizaje, yo era profesor de filosofía y daba clases por las tardes en una institución de Viena, tenía una vida apacible y tranquila pero no feliz.

En mi tiempo libre lo que hacia era programar las próximas clases para no quedarme en blanco cuando empezara a explicar o dar algún que otro tema, el día 17 de diciembre de 2007, el día en el que todo empezó, mi gran relato, el comienzo de mi maldición.

Estaba en mi casa, como siempre arreglándola de arriba abajo, colocándolo todo en su sitio, recogiendo todas las cosas que estaban botadas o que parecían no estar bien, era un sábado muy frío, yo estaba trajeado con una gabardina bien larga, era negra y tenia muchos imperdibles en alguna que otra parte además de tener muchos botones, me recordaba al traje de sephiroth, si, era un fanático a los videojuegos y de vez en cuando hacia ‘’costume y play’’ abreviado ‘’cosplay’’ pero bueno no me importaba mucho a lo que se pareciera el caso es que me gustaba mucho y además me quedaba bien, cuando termine de recoger por fin toda la maldita casa, caí desplomado en la cama de mi habitación, la cama era tan suave y calentita, encima se adaptaba a cualquier tipo de cuerpo y postura, mi hermana me había elegido bien el tipo de cama que tenia, mi hermana siempre cuido de mi ya que nuestros padres no nos daban mucho amor paternal ya que viajaban mucho y sus trabajos les exigían casi las 24 horas al día además solo los veía apenas por las noches desde que era un pequeño bebe, pero me termine acostumbrando.

Me dormí al cabo de unos minutos y me desperté a las 8:00 estaba como nuevo, ya que llegue algo tenso de una fiesta del viernes, me levante para ir a la cocina y prepararme un buen chocolate caliente, espere a que se hiciera tranquilamente y me senté en una silla que había cerca de la mesa del comedor junto a la despensa de la comida, puse la radio para escuchar algo y despejarme un poco mas.

Cuando sonó el pitido del microondas me levante para ir a ver la taza y, quedo algo tibia, aun así no me importo, tampoco me gusta el chocolate demasiado caliente.

Cuando me gire vi que en la mesa había un libro grueso y un poco arrugado, descolorido y con aspecto antiguo, me altere un poco y empecé a mirar por los lados del comedor y no vi movimiento alguno, me acerque al libro con cuidado, ya que no me sonaba de nada y no lo había visto en mi vida, antes de tocarlo con la punta del dedo, la radio empezó a emitir sonidos extraños que me pusieron los pelos de punta, en los sonidos y interferencias se escuchaba la voz de una chica, no lo entendía muy bien pero lo único que llegue a entender fue.

Hodie animi nostri, postridie orbis,scientia non est potentia, quae prologum potentia solidum est, nox praesidium nostri, Mundus vult decipi, ergo decepiatur

Eran palabras arcanas, la filosofía de los Hechiceros la cual descubriría más adelante. En otras palabras ‘’Latín’’

Traducción:
Hoy nuestras almas, mañana el mundo, conocimiento no es poder, pero es el preludio del poder, la noche es nuestra protección, el mundo quiere ser ignorado, así es ignorado.

Me quede algo asombrado, no entendía esa extraña lengua en la que me hablaba, me asuste un poco y apague la radio sin pensármelo dos veces, pero la sorpresa que me lleve que la radio aun así apagada seguían esas extrañas voces y transmisiones con frecuentes interferencias, en ese momento cavilé, ‘’mi vida puede estar en peligro’’, pensé que se trataba de una broma de mal gusto o de algún ladrón que se había colado en mi casa, ya que era muy grande y amplia, era de dos pisos, heredada de mis padres, pero tenia un buen plan de huida, agarre y me puse mis lentillas, me ate el pelo con un moño verde y metí el dichoso libro en una bolsa de plástico del supermercado del frente y salí escabullido por la terraza, empecé a correr por las calles que bajaban a unas cuantas manzanas de la plaza central, antes de llegar, exhausto y encorvado del cansancio decidí sentarme en un banco que había junto a una especie de edificio-capilla (normalmente las capillas estaban camufladas en edificios comunes pero en la ultima pagina del libro ponía el nombre de ese mismo edificio y al lado ‘’capilla’’ en letra pequeña) muy rara, daba la sensación de estar en el mismísimo frigorífico, pasaron varios minutos en los cuales estuve sentado descansando y mirando hacia esa especie de capilla con una pinta muy rara, no la había visto antes la verdad, me dio el picor de la curiosidad de saber que contenía ese libro, así que sin mas dilación saque el libro de la bolsa del supermercado y lo abrí por la primera pagina, estaba algo descolorida y apenas se podía leer, se notaba que había estado empapado anteriormente, tenia mucho polvo encima, me impresione mucho cuando leí el titulo de la primera pagina, ponía escrito Libro Magico de Hayato, estaba algo deteriorada la letra pero se entendía, creí estar volviéndome loco, pero era lo que ponía y no era un sueño, escuche unos leves pasos de unas botas con tacones que se acercaban a mi , mire de reojo y vi que se me acercaba la figura de una chica muy joven de unos 20 y tantos con una capucha algo rara, se le veían salir unos flecos azulados, y tenia una falda larga con cuadrados negros y rojos, también tenia una chaqueta que le quedaba grande y era negra pero que le protegía bien del frío, me dijo con una voz tierna suave y que me dejo mas helado de lo que estaba,
-Hayato eres tú, te buscaba, ha llegado la hora de que te unas a nosotros.

Me quede algo conmocionado con lo que había dicho, me sentí acosado por un momento pero no me importo mucho lo que me había dicho ya que no me vendría mal compañía le dije.

La joven se quito la capucha y vi algo maravilloso en su rostro, era de tez pálida y sus ojos eran grises y brillaban como un diamante, me quede algo abobado con su mirada pero aun así intente apartar la vista de ella para que no pensara que era un baboso que a la mínima chica buena me quedaba en shock.

-Me llamo Roselle Irialm. Dijo contenta. –Y por fin te encontré Hayato, tenia ganas de conocerte en persona, me encantan los filósofos, he investigado mucho sobre ti.

Yo me rasque la nuca y agache un poco la cabeza como vergonzoso por ese interés por mi, para mi era un halago.

-Aquí no estas seguro, ¿no sabes que son las 11:00 de la noche? No deberías de estar por aquí a estas horas.

Yo me cabree un poco y le grite. –Y una mierda tu eres la que no deberías de andar por aquí a estas horas, ¡¿no sabes que ha habido casos en estos últimos meses de violaciones a chicas jóvenes como tu?! ¡Maldita sea!

Me levante de golpe del banco y me fui hacia la izquierda para dirigirme de una vez al parque dejando a Roselle atrás.

Camine durante un rato y aviste a 3 personas que estaban reunidas enfrente de la entrada al parque, yo me puse algo nervioso por si pudieran ser algunos miembros de algunas de las bandas que habían por los lugares.

Al llegar justo delante de ellos los mire disimuladamente de arriba abajo, iban vestidos radicalmente, vamos tipo punk, los tres llevaban crestas de diferentes colores y en sus chaquetas de cuero sobresaltaba la A de Anarquía, nota mental no les hables de la política de este país pensé mientras me paraba enfrente de ellos saludándoles.

-Eh… Hola chicos, muy fría la noche ¿eh?
Los tres me miraron nada mas saludar, mire que tenían entre las manos una escopeta recortada y dos bates de béisbol con marcas de haber sido golpeados, en ese momento vi mi vida pasar frente a mis ojos.

El más grandote de ellos guardo la escopeta en su espalda como si nada y se dirigió a mí.

-Hola, si muy fría como notaras estamos haciendo negocios tranquilamente así que ni se te ocurra avisar a la poli ¿entendido? Dijo con tono amenazador.

En el momento que termina la frase salta el de la izquierda.

-Ey Tron deja al pobre hombre que solo nos ha saludado y de seguro quería que le dejáramos pasar.

Respondí –Exactamente, por favor.

En lo que digo eso me abrazan los tres con muchos ánimos y confianza.

Los tres punks- Es la primera vez que alguien nos pide algo por favor y sin cabrearnos, te felicitamos serás nuestro bienaventurado especial, cuenta con nosotros. (De ahí viene ‘’Orcos de la luna danzante’’ porque son brutos y hoscos y además era de noche’’)

Agarraron mi móvil del bolsillo y me anotaron sus tres números, fue muy rápido y me quede algo traumatizado, pensé que se trataba de una broma o que estaban demasiado drogados como para meterme una paliza y robarme.

Cuando entre tranquilamente al parque, me senté en la hierba junto al árbol más cercano, pasaron unas horas y me había quedado casi dormido, al despertarme, justo frente mío estaba aquella chica otra vez Roselle, se acercó a mi y me dijo.

-Escúchame atentamente, soy una Hechicera de la sangre. Sí, los Hechiceros existen. Nosotros, los Hijos de la magia hace ya muchos siglos que corremos por la tierra, entre los mortales, burlándonos de ellos, dominándolos. Te he de demostrar tu magia si quieres aprender más, y debes jurar fidelidad al que será tu raza, la raza de Hechiceros a raza de magos que usan la magia a su antojo.

Yo le he contestado que me enseñase. Que quería ser como ella. Quería aprender magia. ‘Quiero aprender a ser un Hechicero. Haz conmigo lo que sea necesario’ le he contestado. ‘Muy bien, si tu lo pides. A partir de ahora pertenecerás a la raza de Hechiceros. A partir de ahora serás uno de los Condenados. Dicho esto, empecé a notarme raro y mi cuerpo empezó a iluminarse y a cambiar algo de forma, mis ojos se volvían rojos, mi pelo se quedaba blanco pero no eran canas y me sentía mas poderoso e inhumano. Después de mi ‘’transformación’’ Roselle me dijo.

-Escucha lo que tengo que decirte Hayato, ya no perteneces al mundo de los Humanos, ahora eres un hechicero, creado por mi, el diario que encontraste te lo deje yo, ya que eres un novato recién creado, te lo explicare luego y no te olvides de coger tu diario y apuntar todo lo que te digo.

Hoy he descubierto una cosa nueva. Los Hechiceros existen. Existimos, debería decir. Porque ahora yo soy uno. He de conjurar mis propios poderes, mi magia para aumentar mi poder y usarlo con claridad. He de avanzar para sobrevivir. Me despedí de mi vida social, no mas clases por la tarde, no mas enseñanzas, no mas hogares.

Capitulo 2 Mors principium est: La muerte es el comienzo.

Roselle me explicaba lo que debía de saber, yo era un Tremere, un mago vampiro, despreciado por los demás clanes.

Diario de Hayato día 20 de diciembre de 2007

Hace ya unos días que Roselle, este es su nombre, me enseña magia. "Elemento Viento", la llama ella. He de absorber su magia, o si no, no funciona. Además, me ha dicho, que ha lanzado en su magia un conjuro para que sea muy nutritiva, así no tiene que absorber, ni yo tampoco. Algún día le pediré que me enseñe este conjuro. Por ahora he aprendido a comunicarme mentalmente con ella. Llama a esto ‘Ritual’, y este es el ‘Ritual para comunicarse con mi Maestra’. No me ha dicho que significa esto de ‘Ritual’, dice que más adelante comprenderé mejor. Por ahora confío en ella.

Había experimentado siempre con un criado de mi Maestra. Le daba órdenes extrañas cuando menos se lo esperaba gracias a la fuerza del viento. ‘Arrodíllate’ le decía. ‘Pégate’. Algunas veces me hacía caso, otras no. Hoy he conseguido que me hiciera caso en todo lo que le ordenaba. Y se lo he dicho a mi Maestra. Me ha felicitado, y me ha dicho que "no puedo enseñarte nada más si no haces el siguiente paso. Ahora depende de si tú quieres seguir".

Diario de Hayato dia 21 de diciembre e 2007

Hoy me informe de lo que debía de hacer para comportarme como los de mi raza, a los Hechiceros les encanta usar símbolos. La estructura interna de la Orden se compara con una pirámide en su forma más simple y fuerte. La estructura externa se asemeja a una telaraña, las hebras salen en todas direcciones. Tirando de las hebras con habilidad, es posible cambiar el curso de los acontecimientos y beneficiar a la raza.

Sine Pyramide nihil sumus: Sin la Pirámide nada somos.
Vim Pyramidis in saxibus quadratis: La fuerza de la Pirámide está en las piedras.
Pyramidis tenet sanguine, sed ratio quoque: La Pirámide se ha mantenido junta; da esa fuerza de la magia, pero además, de la racionalidad.

También supe que Facies quatro Pyramidis sunt: Velle, Noscere, Audere et Tacere: Las cuatro caras de la Pirámide son: lo que será, saber, atreverse y ser silencioso.

Diario de Hayato día 22 de diciembre de 2007

Un comunicado de Roselle me llego mencionándome que desde ahora viviría donde yo quisiese, si, en donde yo quisiera, pero no quise vivir en ningún lado así que me quede en cualquier sitio a la intemperie.

También estaba apuntada una breve explicación de cómo éramos y algunas reglas que debía seguir estrictamente mientras mi Maestra seguía con su vida seguía con su vida, pero me seguía informando de vez en cuando.

Me he dado cuenta de que no escribía con motivación ya que necesitaba usar mi magia para un bien mayor.
avatar
Hayato Gohei
Nivel 2

Masculino
Cantidad de envíos : 145
Edad : 27
Fecha de inscripción : 24/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.